top of page

Aquella gran adicción

Actualizado: 26 nov 2021



Siempre había odiado la soledad y la verdad es que ha sido mi compañera más fiel durante toda mi vida, lo entendi hace un par de meses y desde entonces, mi soledad y yo somos grandes amigos, yo la amo y creo que es una de las compañias que más disfruto en la actualidad.


Para el momento de aquella gran adicción mi mente funcionaba de una manera diferente, yo era todo cuerpo/materia/fisico, y las cosas que me acercaban a una sensacon espiritual o a una cercania con mi alma o al amor, me generaban un deseo indescriptible de querer volver a ese sitio, a esa sensacion, hoy, despues de cierto tiempo, me doy cuenta que todas mis adicciones, estan relacionados a mis temores mas intimos, mientras más grande es mi miedo, más grande es mi adiccion, con el alcohol entendi que mientras más grande era mi odio hacia mi mismo mas tomaba, y recuerdo que cuando empece a usar drogas me di cuenta de que “liberaba ese odio” lo que no sabia, es que me elevaba tanto que a veces en vez de solucionar las cosas en mi mente, las empeoraba con el uso de las drogas, porque pasa algo que te hace sentir culpable.

Mientras mas alcohol tomaba, mas lograba liberar a ese Luis que estaba preso, que jamas se divertia, ese chico que se volvia sexy; el alcohol lograba desinhibirme de una manera que me encontraba convertido en un tipo que me encantaba ser, pero la resaca era horrible, aunque confieso que a mi me encantaba vivir asi, mis padres son alcoholicos, asi que el alcohol siempre ha sido un integrante mas de mi familia, jamas pense que era una adiccion, ni algo de lo que abusaba, creci con el, como creci con mi hermana, asi que no sentia que mi adiccion al alcohol me hacia daño hasta la resaca siguiente donde juraba que no volveria a tomar mas nunca, pero la historia interminable se repetia por lo menos cada Viernes.

Yo no solo era adicto al alcohol, mi gran adiccion era una conbinacion de adiccion al amor y al sufrimiento junto con alcohol, tabaco, pastillas para dormir no recetadas y comida, era bulimico, depresivo y mi adiccion al amor siempre me llevaba a fracasar en todas mis relaciones y eso me hacia odiarme mas y mas, entonces bebia, salia de fiesta, comia mucho, luego lo vomitaba todo y era lo mismo una y otra vez. ¡Me queria morir!

Cuando tenia 24 años anexe otras drogas a aquella gran adiccion; barbituricos, cocaina, lsd, poppers, extasis, usé tantas drogas que a ciencia cierta no se a cual era más adicto, pero se hubo un momento en el que usaba LSD todas las noches, y luego en el dia tomaba pastillas para dormir, hubo otra epoca que usaba cocaina con mis compañeros del trabajo, era una cosa muy amada por los bailarines y yo creo que habia una parte de mi que necesitaba ser aceptada asi que aunque nisiquiera me gustaba `coco` yo lo hacia para encajar y hoy me doy cuenta de lo inmaduro y estupido que era, pero entiendo que pensaba distinto en aquella epoca, me odiaba tanto y necesitaba tanto todo aquello, la verdad no me arrepiento porque esa persona autodestructiva que descubrir con aquella gran adiccion me llevo a encontrar lo mejor de mi, aún asi si pudira cambiar las cosas pues entonces me haria menos daño a mi mismo, o me hubiese amado desde antes, pero con el tiempo entendi que todo sucede exactamente como debe ser, y creo que aquel tiempo fue perfectamente necesario para mi.


La primera vez que experimente la felicidad absoluta fue gracias al LSD, creo que por eso me enganché, era la droga que mas disfrutaba porque me desconectaba completamente de mi constante infelicidad, me alejaba de mis miserias, de mis miedos, de mis tristezas, no pensaba, no sentia nada malo, no extrañaba nada ni a nadie, me olvidaba completamente de mi soledad, de mi novio que siempre me era infiel, me olvidaba de mi miedo a engordar, me olvidaba de mi miedo a dejar de ser bello, me olvidaba de mi miedo a morirme solo, a envejecer solo, me olvidaba de cuanto extrañaba a mi hija, me desconectaba de esa depresion en la que tenia tantos años ahogado, el lsd fue un salvavidas, como cuando estas en el medio del mar ahogandote y derrepente viene flotando la rama de un arbol y te aferras tanto a ella que termina por salvarte, pero entonces cometi el mismo error de siempre, me aferre, no queria perder esa sensacion, esa ilusion que me regalaba y que me permitia soltar el control de todo por primera vez en mi vida.

Hoy, entiendo que entre en ese camino oscuro porque era la única forma en la que buscaria la luz, yo era como un niño perdido en el bosque, tenia tanto miedo viviendo dentro de mi, por dentro yo era fragil, inocente, temeroso, inseguro, pero por fuera mostraba otra cosa, siempre todo lo contrario, escondia con un “gran carácter” mi fragilidad, fingia todo, no sé en que pensaba en aquel momento, era como “vivir el momento” pero desde el miedo, engañaba a las personas porque mi trabajo era bailar y desnudarme para los hombres, los seducia y les hacia creer siempre que lograrian follarme, yo sentia que era lo que ellos querian, pero me sentia tan mal conmigo mismo haciendo estas cosas que tenia que tomar y drogarme demasiado hasta olvidar a aquel Luis Angel que estaba gritandome por dentro que cambiara mi vida.




Yo entiendo que en aquella epoca tenia una guerra interna entre esas dos personalidades (bondad y maldad) que todos somos y que habitan dentro de nosotros, el Dios dentro de mi me decia “Hay cosas geniales para ti, solo debes dar un cambio a tu vida” y mi demonio me gritaba “Eres bello, exitoso, tienes mucho dinero, todo esta bien en tu mundo, tu no tienes que cambiar”, pero pasaba que siempre me sentia mal conmigo mismo, yo era esa persona que hacia todas esas cosas pero no me sentia identificado con ellas, no queria ser mas asi, queria un cambio, necesitaba un cambio, asi que simplemente oré y confié, la respuesta del Universo fue inmediata y para nada lo que yo esperaba, un accidente de transito me desperto de esa gran adicción, cuando me di cuenta que el cuerpo fisico es un vehiculo, que si lo pierdo, pierdo la gran oportunidad de vivir, entonces empece a valorar algo que siempre habia estado ahí.


Cuando estaba con el collarin, sobre mi cama fumandome un porro, empece a llorar, por primera vez, aquella noche me permiti sentir, sentir todo mi dolor, le pedi a Dios, a la vida, al Universo, dije algo asi “ayudame por favor, no se que me esta pasando, pero por favor ayudame a mejorarme, ayudame a ser feliz, tengo mucho miedo”, yo no sabia meditar, pero me sente en silencio, y lo hice por horas, me acuerdo que llore como jamas lo habia hecho y senti que una luz blanca rodeaba todo mi cuerpo, una sensacion alivió en un solo instante todo mi dolor, entonces entendi que debia empezar mi camino espiritual, no se como explicarme, simplemente senti que era momento de tomarme ciertas cosas mas enserio, era tiempo de cambios, de alejarme de todo lo que me hacia daño, como estaba bajo tratamiento medico obviamente deje todas las drogas que solia usar, y el dolor con la ansiedad pues no eran los mejores amigos, pero me mantuve limpio, sobrio, y empece a notar como mi cuerpo se empezo a recuperar tan bien, y tan rapido, empece a notar otro brillo en mis ojos, y a los pocos dias estaba ya caminando y bailando de vuelta, fue hermoso descubrir todo mi poder, termine con el que era mi novio, me mude de esa ciudad, renuncie a mis trabajos, empece a estudiar Metafisica, espiritualidad y otras Ciencias de la mente, y mi vida cambio completamente, sé que este no es el final, sé que vienen un montonn de cosas hermosas para mi.

Yo se y entiendo que muchas personas piensan que soy un drogadicto porque consumo marihuana, `pero yo no creo que sea asi, y lo mas bello es que no tengo ninguna gana de justificarme, no me interesa hacerlo, mas alla del ego, mas alla de lo fisico, despues de mucho odiarme, juzgarme y criticarme a mi mismo, ya sali de ese momento, nada puede tumbarme, me llame mariguanero de una forma despectiva por mucho tiempo, hoy entiendo que hay montones de cosas buenas y malas dentro de cada persona, mi gusto por la hierba es algo que me cansé de criticarme, quizas en algun momento la dejaré, pero ese momento no es hoy, yo no siento que me haga daño, quizas me relajo demasiado o pongo muy pegado, quizas me quedo dormido o olvido el nombre de alguien, quizás me hace reir demasiado, pero los estados de calma que me ha regalado la marihuana no los cambio, estoy tan enamorado de la mariahuana como lo estoy de la meditación y no puedo dejar ni uno ni lo otro porque ambas me hacen sentir bien.

Una persona a quien amo mucho me dijo una vez “no deberias de contarle a nadie de tus problemas con la drogas, eso es un secreto personal, no le cuentes tus miserias al mundo”- por un tiempo, especialmente mientras me recuperaba, le di la razon, creo que era cierto, pero cuando analice las cosas y me di cuenta que yo era el único apoyo que tuve durante mi recuperacion, yo hice todo solo y en silencio, lo pague todo yo, y jamas le conte a nadie, mis crisis de ansiedad las vivi solo encerrado en mi casa, me siento orgulloso de estar sobrio; sin alcohol, tabaco, ni drogas por mas de 2 años, yo creo que ya es momento de hablar de esto, y por eso lo estoy haciendo…

Todos somos perfectos exactamente como somos, nadie se debe sentir mal por su pasado, ni por su presente, lo que fuimos creó que lo somos, y lo que somos crea lo que seremos, si yo no hablo de mis miedos, de mis cagadas, de mis fracasos entonces no estaria siendo yo mismo, yo me siento orgullosisimo de mi, de todo lo que he logrado, he tenido altas y bajas, cagadas por montones, miedos, inseguridad, deseos, ganas, he estado tentado mil veces a volver a mis adicciones, pero cada vez soy yo quien decide que es mejor seguir evolucionando, se que esa es la razon por la que sigo fumando marihuana, pero ya no me siento mal por eso y me encanta poder compartirlo, porque yo sé que hay montones de personas que se encuentran perdidas, llenas de miedo, o sintiendose culpables por la forma en la que viven sus vidas, NOOO, y no creo que deba ser asi, cada uno esta descubriendo su propio camino y la forma en la que cada quien lo hace es la correcta, a la mierda lo que digan o piensen lo demas, en mi vida lo unico importante soy yo, mis opiniones y mis creencias, y todo ello es creado por mi. –Tu vida es solo tuya, enamorate de ello, enamorate de ti, de tu vida, de todo lo que te rodea, de lo que haces, de quien eres. Porque si tú estás bien todo está bien.

SI QUERES SABER MÁS DE MI, DE MI HISTORIA Y DEL COMO SALI DEL MUNDO DE LAS ADICCIONES, AQUI TE DEJO MI LIBRO.



con amor,

Luis Angel.






Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page